Sector Salud

La digitalización del sector salud se inició hace mas de 10 años con la creación de la primera estrategia del Ministerio de Salud, que rige hasta la fecha. El proceso se ha ido consolidando, la industria ha crecido y las necesidades han aumentado de manera continua. El año 2015 marcó un punto de inflexión con el lanzamiento de una serie de inciativas públicas destinadas a fortalecer el sector. Estas son (i) la Agenda Digital con el compromiso de ficha única por paciente al 2020, (ii) el proyecto de Salud Conectada que impulsa el Ministerio de Hacienda, Ministerios de Salud y el BID y (iii) el lanzamiento de SIDRA 2, segunda etapa de digitalización del sector.

Estos esfuerzos generarán un aumento de demanda por tecnologías y servicios en salud, demanda a la que hoy la industria no está preparada para absorber. Por ende, fortalecer la industria local y potenciar el atractivo que este aumento de demanda tiene para las industrias internacionales, permitirá tener una industria preparada para la demanda local y permitirá consolidar la posición de Chile como referente dentro de la Región (LATAM), evitando así que esta demanda sea satisfecha principalmente en base a importaciones.

¿Por qué este sector?

El gasto en salud alcanza el 8% de PIB y se encuentra en permanente aumento. El envejecimiento de la población así como la mayor prevalencia de enfermedades crónicas se traducen en mayor estrés para el sistema. Estos dos factores exigen aumentar la eficiencia en el uso del gasto y lograr una mejor cobertura. En este contexto, estrategias de digitalización de la salud e e-health han demostrado lograr impactos relevantes en el gasto vinculado al sector.

Asimismo, el sector de tecnologías en salud es, dentro de la industria de tecnologías de la información, el que cuenta con mayores tasas de crecimiento. A nivel global, siguiendo la tendencia marcada por el aumento constante de las necesidades sanitarias, prevalencia de enfermedades crónicas y envejecimiento de la población, los sectores como telemedicina o m-health, alcanzan tasa de crecimiento cercanas al 20%.

Junto con la industria existe un universo relevante de emprendedores e innovadores en el sector que han desarrollado tecnologías con el apoyo de fondos Corfo a través de Start Up o de proyectos de innovación social (incubadoras, por ejemplo UDD Ventures), entre otros. Asimismo, han proliferado en el último año las iniciativas o desafíos que apuntan al sector salud desde donde han surgido nuevas  tecnologías y emprendimientos que, con las condiciones actuales ven difícil su ingreso al mercado. Se estima que el aporte de Corfo a este sector, desde el año 2010 a la fecha asciende a los 3.500 millones de dólares.

 

Estadísticas

8%

El gasto en salud alcanza el 8% de PIB

3.500

El aporte de Corfo al sector, desde el 2010, asciende a U$ 3.500 MM

33

Chile ocupa el lugar 33 de conectividad, según la WEF

9

Start Up Chile ha apoyado 9 emprendimientos relacionados a eHealth

¿Qué buscamos?

Algunos de los argumentos que justifican la necesidad de interoperabilidad y su certificación en el área de la  salud son:
– La interoperabilidad de las tecnologías en salud es el elemento fundamental para hacer realidad cualquier proyecto de ficha clínica electrónica única.
– La interoperabilidad elimina además una de las principales barreras de ingreso a mercado promoviendo la competencia, el emprendimiento y al innovación.
– Interoperabilidad de las tecnologías en salud es la pieza fundamental de todas las estrategias de e-health en el mundo.
– El nivel de complejidad técnica y política requieren en Chile, igual que en el resto del mundo, la existencia de un ente autónomo que pueda certificar interoperabilidad pero además adpatabilidad y calidad.
– Diversos establecimientos de salud en el país están hoy incorporando tecnologías propias o de terceros sin que cumplan los estándares mínimos de calidad. Ello implica inversiones de varios millones de dólares en sistemas que no funcionan.
– El mercado nacional requiere de nuevos proveedores para evitar monopolios que han resultado nocivos para el sistema.
– El Minsal ha incorporado en su política de digitalización la interoperabilidad como requisito fundamental de todas las compras públicas. Esto ha sido respaldado ampliamente por todos los servicios de salud. El lanzamiento de esta nueva política y del nuevo convenio marco será en diciembre. Sin un Centro en Chile, la certificación será en Estados Unidos o Europa con todos los costos asociados y con el enorme perjuicio a la industria nacional (principalmente pymes y emprendedores).
– El Ministerio de Hacienda tiene en su proyecto de Modernización del Estado el análisis de la viabilidad de un repositorio único de datos en salud y a través de él de una ficha clínica electrónica. Este proyecto supone al existencia de interoperabilidad entre los servicios, factor que no es posible avalar sin la existencia de la certificación.

Programas asociados al sector

Salud + Desarrollo

Acelerar el desarrollo y adopción de nuevo modelos de gestión, tecnología y servicios para el sector salud, con el fin de impulsar el desarrollo e internacionalización de la industria.

Ver Programa

Nacional

Industrias inteligentes, Tecnologías y servicios de la salud